División de la cosa común: ningún copropietario está obligado a permanecer en una comunidad

divisón-de-la-cosa-común
17-01-19
MARÍA JOSÉ BONDIA GIMENO
ABOGADA
DESPACHO MAS, QUEROL Y ASOCIADOS, ABOGADOS

Suele ser habitual que como resultado de una herencia, de un matrimonio o pareja de hecho, etc., la propiedad de un inmueble pertenezca a varias personas en común sin que existan partes diferenciadas a cada uno de los propietarios. Esta situación se conoce como copropiedad o condominio.

Nuestro Código Civil establece que cuando uno de los copropietarios no quiere seguir con esa propiedad compartida, puede solicitar en cualquier momento su división. Se trata de una facultad que tiene el condueño mientras la comunidad dure, además de un derecho irrenunciable e imprescriptible para el comunero.

No obstante lo anterior, cabe la posibilidad de que los copropietarios acuerden no disolver el condominio y conservar la cosa común. Este pacto exigirá la unanimidad de los partícipes y será por tiempo determinado, sin que exceda de diez años, si bien se permite su prórroga mediante un nuevo pacto, por unanimidad y por el mismo plazo máximo de diez años.

Para la división de la cosa común los copropietarios disponen de tres procedimientos: dos extrajudiciales (por acuerdo de los propietarios o por árbitros) y uno judicial, a través del ejercicio de la acción de división de cosa común.

La división de la cosa común podrá ser material o económica en función de si es divisible o no:

  • Si la cosa fuera divisible, se efectuará mediante la división material y cada copropietario percibirá una parte o porción con arreglo a su participación.
  • En cambio, si la cosa fuera indivisible física o jurídicamente, o cuando al dividirla resulte inservible para el destino de su uso, o si al dividirla desmerezca su valor, se procederá a la división económica, bien mediante la adjudicación a uno de los copropietarios indemnizando a los demás según sus respectivas cuotas, o bien, en caso de no existir acuerdo, se procederá a su venta y se repartirá el precio.

Cabe advertir que deberá analizarse el caso concreto por lo que en Mas, Querol y Asociados le ayudaremos a elegir la opción que más se ajuste a sus circunstancias e intereses.

SI NECESITA ASISTENCIA LEGAL EN RELACIÓN CON EL TEMA DE ESTE ARTÍCULO, CONTACTE CON NOSOTROS.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
//]]>